martes, 8 de julio de 2008

NO SERÁ WOOOWWWW, PERO ANTES DE NO POSTEAR NADA...

Estoy leyendo la novela "Justos por pecadores", del colombiano Fernando Quiroz, un ex numerario del Opus Dei. El libro, si bien es ficción, toma muchos elementos de la realidad e intenta ser, además de una historia atrapante, una denuncia contra los métodos de la orden fundada por el tristemente célebre (y canonizado en el año 2002) Josemaría Escrivá de Balaguer.

Una de las cosas que cuenta es que el Opus tuvo incidencia y participación en la represión de los movimientos sociales y políticos en los años '70 en varios países de América Latina. Y sugiere que alguien oyó que Escrivá le decía a Augusto Pinochet la frase "algunas veces dios permite matar gente por una causa justa".

Bueno, lo que me acordé, al leer esto, es que yo a mediados de los '90 tenía que ir muy seguido a Chile por trabajo, y que la calle, avenida, autopista (no sé bien qué era) en la cual estaba ubicado el Centro de Convenciones donde se hacían la mayoría de los eventos se llamaba Escrivá de Balaguer.

Acá tendríamos que tener un pasaje Baseotto por lo menos :P

5 comentarios:

La otra parte de mí dijo...

de terror!

Chacho dijo...

Verdadera lacra esos del Opus Dei

Horacio dijo...

la otra parte: sí, cada vez que me entero algo de esta gente me pregunto cómo puede ser...

chacho: así es

Gustavo dijo...

A algun paseo de la costa maritima habría que ponerle Baseoto

Horacio dijo...

juaaaaaaaaaaaaaa, qué hijo de puta