lunes, 2 de mayo de 2011

A PROPÓSITO DE LA MUERTE DE LA TÍA VALENTINA

La muerte de la tía Valentina me recordó algunos problemas que tenía yo de pequeño con la letra A. Para comenzar, esta tía Valentina, que salía por la tele a la tarde, no me acuerdo en qué programa, yo pensaba que era en realidad Valentina Alsina, presunto nombre de una localidad de la zona sur del conurbano.

Así, con el tema de los nombres y palabras palabras que empiezan con A, tenía otras confusiones. Por ejemplo, tenía una tía que era la tía Marga, y yo estaba convencido de que era la tía Amarga. Y al revés con la tía Adela, que para mí era la tía Dela.

Otra de mis tías trabajaba en la confitería Luján, que para mí era la confitería Aluján. Y, por el contrario, pensaba que la arteria aorta era al arteria orta.

7 comentarios:

Gustavo dijo...

Yo (y toda mi familia) decimos Fermacia en vez de Farmacia.

bks dijo...

Para mí el implemento con el que se escribe se llamaba labirome.

Horacio dijo...

gus: y dicen comisería como blumberg?

bks: y yo hablaba por el porteléfono

Gustavo dijo...

Pero cuando era chico decía "Quién te vistió y quien te ve", y no entendía muy bien lo que quería decir.

Horacio dijo...

se ve que yo ya la escuché de grande esa

Gustavo dijo...

Y me acabo de enterar recién por Paula de NSYSV, que el refrán es :"Al que nace barrigón es al ñudo que lo fajen"...y no "añudo".

Y enciman lo fajan de ponerle fajas, no de cagarlo a trompadas...

Horacio dijo...

jajajaja y después está el otro: a cada chancho le llega su san martín