miércoles, 17 de diciembre de 2008

SCHMIDT

Empecé a leer el libro "The Palermo manifiesto", de Esteban Schmidt, que con tanto atino recomendara el compañero Natanael Amenábar. El lector que más puede disfrutar de este libro es aquél que se siente identificado con las palabras del autor. No es mi caso. La verdad es que mi experiencia, mi posición política y el camino que he tomado en la vida están a años luz de los de Schmidt. Pero así y todo, el libro está tan pero tan bien escrito (Schmidt siempre ha escrito tan pero tan bien) que su lectura me resulta una de las más placenteras de los últimos tiempos.

Un claro ejemplo de esta dicotomía entre la casi nula coincidencia en el enfoque y la total admiración por su prosa, es el párrafo que transcribo a continuación, que me resulta sencillamente espectacular:

"El querido Daniel Filmus, por ejemplo, fue funcionario de Carlos Alfredo Grosso y de Carlos Saúl Menem, del intendente destituido Aníbal Ibarra y del matrimonio formado por Néstor Carlos y Cristina Elisabet Kirchner. Una curva de veinte años asesorando en las alturas, decidiendo sobre escuelas, sobre planes, sobre obras, y los alumnos aprenden cada vez menos y son más justitos. Filmus, meá culpa, loco. Algo hacés mal. No dejás pasar una. Decí: Yo ya jugué, ya erré todos los penales, ahora que pruebe otro."

Bueno, así varios pasajes. No necesariamente de política. También los hay sociales, costumbristas, y hasta deportivos. Siempre en ese tono emparentado con la ironía y el cinismo, pero que no es ninguna de las dos cosas, sino algo muy superador.

Si andan más o menos por los 40 y tienen alguito de cultura política y además son gorilas y medio zurdoides, se los recomiendo. Si no, también se van a divertir.

16 comentarios:

El Vengador Pitufante dijo...

No me pareció nada espectacular ese párrafo, pero bueno, si vos lo decís quizá el libro sea bueno. Igual ñempedo lo leo :P

natanael amenábar dijo...

Estebitan es así de bueno viste. Se etiende más su genialidad con los párrafos. Un recorte no hace verano. El tipo le pedís que te haga una lista del súper y te hace un lista mayorista. Es desmesurado. De hecho esta nota es casi un post largo, de esos que no llegas a leerme ja ja. Disculpame sino te contesté por lo de Fernández, si claro que me interesa! Un abrazo, el tema es que vivo en Nepal!

Gustavo dijo...

Che a mi me falta 4 para los 40, pero lo puedo suplir con gorilez y surdaje, lo leo no?

Gustavo dijo...

zurdaje con z por Dió que "vestia"

Horacio dijo...

vp: aahhh, no lo entendiste, porque vos no sabés nada de fútbol, no sabés qué es un penal :P

natana: nepal y qué? a qué altura?

gus: sí, a vos te va a encantar, aunque últimamente te está bajando un poco el nivel de gorilez en sangre

Cornalitos Salados dijo...

Es una GRAN diferencia la de escribir cosas lindas, y escribir de modo lindo.

Para mí los mejores escritores son los segundos. Igual el párrafo que dejate no me pareció impresionante... :P

Horacio dijo...

bueno, bastaaaa, tienen que leer el libro entero jajjaaj, yo lo acabo de terminar, impresionante, un delirio absoluto

Fabiana dijo...

Gracias por el dato. Debe ser interesante. Envidio tu biblioteca Horacio.
Buen fin de semana.

Horacio dijo...

de nada, buen fin de semana para vos también

Horacio dijo...

ah, y mi biblioteca no existe, porque todos los libros los regalo, los "presto", los pierdo, se pierden solos, me los mordisquean los perros, etc... así que no tengo un carajo

Romario dijo...

El parrafo "brillante" ese parece escrito por Paolo el rockero...que genialidad realmente, no?

Horacio dijo...

otro genio!!!!

natanael amenábar dijo...

Qué hacés, persona!

Yo tampoco conservo nada. Soy lo más desprendido que se ha visto para libros, cedés y demás objetos mainstreeeeem de la cultura de masas.

Buen fin de semana para todos, que lo disfruten, con Manteca di Napoli y los suyos.

Acá les pego otro fragmento, a ver si repuntamos:

En otros tiempos, compañeras y compañeros, cada vez que quisimos aportar algo, dar nuestro punto de vista para tratar de ayudar, para mejorar la cosa, y que la Argentina fuera Canadá, los que controlaban los presupuestos nos empujaron a la banquina para optar por la nube de alcahuetes que los merodeaban y que hicieron la vista gorda tanto, tanto, que alcanzaron la inmortalidad burocrática, estatal y demócrata e hicieron durante veinticinco años todo mal, todo por la mitad, o todo entero pero despacio y tarde

natanael amenábar dijo...

Otro:

odos los argentinos nos merecemos un barco, todos soñamos con el timón de madera de roble lustrado haciendo la travesía Punta-Floripa, o vestidos de blanco con dos tremendas putas en la cubierta. Todos queremos lo mismo, y sólo cien tipos lo pueden tener. La puta que lo parió a esos cien.

Cómo lo vendo a Esteban, ¿eh?

Horacio dijo...

quedate tranquilo que esta noche o mañana voy a poner más párrafos, y hasta que no los lean, no les posteo nada jajajajaja

puta madre, qué hacemos defendiendo a un gorilón de la propia turba gorila????

SIL ♥ dijo...

"Un claro ejemplo de esta dicotomía entre la casi nula coincidencia en el enfoque y la total admiración por su prosa, es el párrafo que transcribo a continuación, que me resulta sencillamente espectacular"

Qué lindo escribiste che! hasta te imagino serio escribiendo jaja.

Besotes, ahora voy al otro post